Orán dijo basta y salió a las calles por la situación epidemiológica

Covid-19 07 de septiembre de 2020 Por M.A.H
Una vez más, y con mayor participación que el primer día, se desarrolló una multitudinaria caravana y cacerolazo en la ciudad de Orán, pidiendo mejores condiciones en el nosocomio local, que sufre la pandemia de coronavirus.

Ayer se sumaron localidades del interior departamental, como Yrigoyen y Pichanal. Se espera que hoy, y ya con el intendente Pablo González que se reincorporó a su actividad, se brinde algún tipo de anuncios para llevar tranquilidad a la población.

Entre los puntos principales del reclamo se encuentran: la falta de funcionamiento de la escuela Osvaldo Pos; análisis gratuitos a la gente que quiera donar plasma, y el pedido para que no falte atención ni medicación a pacientes internados.
En la semana estuvieron desde el gobernador Sáenz hasta un alto funcionario del Ministerio de Salud de la Nación, pero los anuncios no llevaron tranquilidad por un descreimiento generalizado y fallas en la comunicación de las autoridades.
Los datos de las últimos días contribuyeron a esta expresión popular de una sociedad que, en su gran mayoría, veía como lejano el coronavirus. Una demostración de eso es que hasta hace algunos días, también las redes sociales, mostraban una gran cantidad de reuniones sociales o familiares, personas aglomeradas en comercios o bancos, entre otras actitudes que recibían cuestionamiento de lo más responsables.

Te puede interesar